lunes, 7 de julio de 2008

Vicisitudes de ser papá,

creo que si, todo lo que cambia tu vida a ser papá. Pero antes de llegar a esto a ninguno de nosotros se nos ocurrió todo lo que nuestros papás han trabajado, sufrido, y han consumido de toda su vida para vernos crecer y en un momento seguir esa cadenita de ser padres igual.

Es respetable aquella decisión de no ser papá y la de ser papá. Yo lo quería y siempre me imagine que cuando lo fuera a hacer iba a tener todo seguro (trabajo, casa, carro, dinero, etc.) antes de llegar a casarme; pero las cosas no fueron así. Desque supe de la existencia de mi vida, sentí que todo el universo se centro en mí pero quien sabe es algo paranoico.... y muchas de la cosas que nunca pase se presentaron en un momento de mi vida, malditas deudas, que quizás no fue el momento mas apropiado y realmente siento que en mi vida me he adelantado a muchas cosas. Llamese a la vicitud de ser papá, y ahora que lo soy no lo quisiera ser... porque de bueno, no creo no tener nada, y de ser un padre atento y todo lo que mi padres me enseñaron a como confrontar los problemas de la vida, siendo una familia unida, no hay nada. Y todo esto se resume en un solo día en cada mes cuando tengo que ir a la juzgado primero de lo familiar a depositar una cantidad "miserable e incosciente" (de unos cuantos pesos). No dudo que todos los días pienso en mi hijo, aún en mi sueños, en mis lapsos de triunfo y creo en mucho mas en mis pesares.

Y no miento pero pasan los días y siento que cada día a dia me alejo totalmente de él.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal