jueves, 14 de junio de 2007

Este inicio de semana aprendí muchas cosas importantes. Como a veces el odio de una persona a verse reflejado en palabras, letras o en cualquier otra forma de expresión no llega a lastimarte, sino te das cuenta que no vale la pena seguir con el mismo juego. Y que tu propia respuesta quizás de la misma manera, odio, llega a cambiar por un estado de compresión, de entenderla que no le esta resultando y que esta siendo valiente. Y que lo único que puedes hacer es desearle esa paz y amor de Diós hacia ella.

También, estos días fueron muy fuertes y me golpearon en muchos aspectos. Pero hoy sigo aquí, de pie. No puedo negar que tuve un poco de miedo a enfrentar nuevos retos y a sentirme perdido, pero solo soy el único que puede saberlo.

Espero que todo este aprendizaje sea para mejorar en mi vida.

1 comentarios:

Blogger FlOr ha dicho...

Es padre saber que uno está por encima de las circunstancias

19 de junio de 2007, 7:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal