lunes, 24 de septiembre de 2007

24 de septiembre del 2007, hace un año me decían que te adelantabas a la fecha en que ibas a nacer... recuerdo perfectamente aquel dia en que supe que llegabas...

recuerdo cuando te ví por primera vez, eras un puntito negro que latía, al mes ya tenías forma de una figurita humana chiquito, inonfesivo, tu corazón ya latía, ya erás un mi bebe.




Todo el tiempo espere mucho por tí, todos mi miedos de como enfrentar la vida desaparecieron me diste mucha fuerzas para continuar luchando.


A las 10.16 de la mañana naciste, viste por primera vez la luz. Eras tan solo un angelito, naciste llorando con esa vocecita fuerte, te despertaron y creo que te molesto. Pero apenas sentiste los brazos, el calor de tu madre y paraste de llorar. Me acerque a tí, no sabía como tocarte tenía mucho miedo lastimarte, no quería hacerte algún daño, te abrace, te sentí. Ángel Alexander me habías dado una gran ilusión que aún continúa.

De ahí te pasaron para que te valoren el medico, eras un niño muy sano. Te bañaron, te dieron de comer, estabas ya con nosotos. Me paraba detrás del vidrio, y te observaba durmiendo tranquilito, estabas rojito, creo que tu cuerpo reaccionaba con respecto a cambio y adaptación al medio.



Después de un par de horas, te sacaron de los cuneros y te llevaron a la habitación, en donde te esperaba, te seguí todo el camino, tome una foto y la envié a mi correo. Me dije, eres toda una hermosura de nene, olías muy bonito, tenías tu talquito, estabas en esa cunita y te habían puesto la ropita que te compramos especialmente para tí. Te veía y te observaba, no lo podía creer y volvía a repetir lo tan hermoso que eres, tan bello, eras todo un ángel y mientras me caía el veinte o entraba a la realidad me dije: eres mi nene............y le agradecía mucho a Diós por todo.

Recuerdo, que a dos semanas antes de tu llegada preparamos todo para recibirte de lo mejor posible. Como el día, que entre al cuarto y encontre toda tu ropita, no lo podía creer y lloré por toda la felicidad que me daba. Te preparamos tu cuna, tu juguetes, tus biberones.

Sabes Ángel, te pido mucho perdón por no estar contigo en todo este tiempo. Me haces mucha falta, se que será imposible poder remediar todo este tiempo, día a día le pido a Diós por tí, por que me de la oportunidad de tan solo verte de nuevo, de poderte abrazar, sentirte. HOy es tu primer año, y no estoy contigo. Perdóname mucho Makito.

Te amo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal